¿Qué opinan los MPE del CETA? ¡Preguntémosles!

CETAweekvideothumbnail

La semana pasada se ha armado un tremendo alboroto sin precedentes por el CETA. Con Valonia en el centro de todas las noticias, podemos olvidar con facilidad que en breve quedará en manos de los los Miembros del Parlamento Europeo decidir sobre el destino de dicho acuerdo comercial entre Canadá y la UE. Hemos acompañado a ciudadanos de todas partes de Europa que acudieron a Bruselas para descubrir qué piensan sus representantes al respecto de este acuerdo.

Hace pocos días, el plan de los ministros de economía europeos de firmar y aprobar el CETA se veía frustrado por la región belga de Valonia, cuyo parlamento rechazó el acuerdo de libre comercio entre Canadá y la Unión Europa tal como está redactado.

La “resistencia valona” demuestra que aún existen opiciones de maniobra y que todavía podemos presionar, tanto a nuestros representantes en la nación como en Europa para que hagan lo correcto y rechacen este acuerdo tóxico.

La imágen que mucha gente tiene de la UE es la de un grupo de tecnócratas que en Bruselas dictan leyes, ignorando los intereses de los ciudadanos europeos. Imagen quizá reforzada por las negociaciones secretas del TTIP y CETA. Sin embargo los ciudadanos todavía podemos hacer que se escuchen nuestras voces e influir en las políticas europeas.

Como muestra, ciudadanos de Alemania, Portugal, Rumanía, Bulgaria y muchos otros países europeos se encontraron con sus MPE para analizar el CETA. Los hemos acompañado y hemos hablado con ellos después sobre esta experiencia y sus percepciones sobre la misma. Para enterarte de qué pasó en dichos encuentros ¡echa un vistazo a nuestros vídeos!

Con estas reuniones, los ciudadanos pueden recordar a sus representantes que son elegidos democráticamente y que por lo tanto deben rendir cuentas ante su electorado. Algo realmente importante teniendo en cuenta que los MPE juegan un papel primordial en la legislación de la Unión.

¡Tú también puedes preguntarles a tus MPE sobre el CETA! Llámalos, escríbelos, reúnete con ellos (tanto en sus oficinas locales como en Bruselas) acude a los eventos en los que participen en su cincunscripción – e incluso descubre por internet qué posición mantienen respecto al CETA utilizando el CETA CHECK.