La asociación alemana de jueces se opone al sistema de tribunales de inversiones

En una declaración hecha pública el 2 de febrero de 2016, la mayor asociación alemana de jueces y fiscales rechazó con firmeza la propuesta de la Comisión Europea de crear un Sistema de Tribunales de Inversiones en el TTIP.

Por Felix Heilmann & Friederike Rehn

Germany's association of judges rejects the EU Commissions proposal for an investment court system in TTIP.

Tras la inédita controversia sobre los amplios derechos concedidos a los inversores extranjeros en el acuerdo comercial TTIP entre la UE y los USA – también conocido como Convenio sobre Diferencias entre Inversores y Estados, ISDS por sus siglas en inglés- la Comisión Europea ha presentado una propuesta revisada en otoño de 2015, remplazando supuestamente el tan aborrrecido ISDS por un Sistema de Tribunales de Inversiones, o ICS.

La propuesta suscitó duras críticas de los grupos de la sociedad civil que rechazaron la propuesta de la Comisión tachándola de mero cambio de marca, que no resuelve ninguna de las preocupaciones fundamentales relativas a los privilegios especiales conferidos a los inversores, que socava las legislaciones nacionales y pasa por alto los tribunales de cada país. La declaración hecha pública hoy por la de jueces y fiscales de Alemania se suma a estas voces y supone un fuerte golpe para la Comisión.

En la declaración publicada hoy, los jueces y fiscales consideran que “los tribunales especiales” previstos sólo para una parte de la sociedad son “el camino equivocado” para garantizar la certidumbre y seguridad jurídica. La propuesta de la Comisión genera también serias preocupaciones en relación a la independencia de los jueces, que van desde la falta de independencia financiera hasta criterios de selección ambiguos. Según esta declaración, “esto hace que el ICS se parezca más a un tribunal de arbitraje permanente que a una corte internacional.”

El documento también insiste en que no es necesario constituir un tribunal especial para inversores extranjeros ya que los estados miembros de la Unión Europea proporcionan y garantizan un acceso igualitario a la justicia para todas las partes litigantes, incluyendo a los inversores.

Los jueces también cuestionan la competencia de la Unión Europea para establecer el sistema de tribunales propuesto. No sólo limitaría los poderes legislativos de la UE y de sus estados miembros, sino que cambiaría radicalmente los sistemas de tribunales existentes en la Unión Europea.

Ahora que se han confirmado los temores de los ciudadanos, la pregunta sigue siendo la misma: si los expertos jurídicos y los ciudadanos rechazan esta idea, ¿al servicio de quién está la Comisión actualmente… de los intereses de las grandes empresas?