CETA: No es oro todo lo que reluce

Matthew Read

CETASpill

Con el voto final del Parlamento Europeo sobre el CETA (El tratado comercial UE-Canada) aproximándose rápidamente, los grupos pro-CETA están inundando sus canales de comunicación con anuncios y peticiones. A pesar de los millones de ciudadanos preocupados y numerosas advertencias de expertos a lo largo de Europa; Conservadores, Liberales Demócratas y muchos Socialdemócratas están apoyando el acuerdo. Aunque la mayoría de Socialdemócratas han optado por mantenerse en silencio sobre el asunto, esperando que nadie preste atención, los Conservadores y Liberales Demócratas están tomando una aproximación proactiva para promocionar lo que denominan “Un estándar dorado de tratado comercial”. ¿Pero que está detras de sus argumentos?

A principios de diciembre de 2016, el Comité de Empleo del Parlamento Europeo determinó que el CETA pondría en peligro 90 millones de trabajos en pequeñas empresas. Para poner esa cifra en perspectiva, Alemania, el país más poblado de la UE, tiene 81 millones de habitantes. El Comité de Empleo explica que estos trabajos estarían en peligro porque las pequeñas empresas europeas (definidas como aquellas con menos de 250 empleados) no podrían soportar la “la fuerza total de la competencia con las grandes corporaciones transnaciones norteamericanas“. El Comité también sentencia que el 93% de estas pequeñas empresas tienen menos de 10 empleados.

¿Cuál fue la respuesta de los conservadores europeos entonces? Un anuncio de 16.000€ proclamando que “CETA es una oportunidad de oro”, con una fotografía de pancakes y aceite de oliva brillando bajo un sol dorado publicada en el influyente medio de comunicación Politico. Otro anuncio de su campaña aduce que nuestras vidas serán mucho “más dulces”” con CETA perque reducirá los aranceles sobre “la fruta confitada y las almendras“.

Cuando se enfrentan a un problema tan serio como el desempleo, uno pensaría que los conservadores intentarían abordar razonadamente estas preocupaciones, pero en su lugar intentan débiles e infantiles cebos a través de dulces y vinos (debajo de este artículo puedes ver una galería de imágenes con más anunciones de la campaña del Partido Popular Europeo).

Cuándo se les pone en frente el aleccionador informe del Comité de Empleo sobre el CETA, la mayoría de oficiales pro-CETA lo ignoran, pero algunos responden tildando el informe de “noticias falsas” o simplemente trasladando la culpa del desempleo a las máquinas.

En una aproximación ligeramente más sustancial, el lider conservador y ponente sobre el CETA Artis Pabriks afirma que el CETA “impulsará el comercio en un 20%“. Si buscamos la fuente de esta cifra, encontramos que procede de un estudio de 2008 de la Comisión Europea y el Gobierno de Canadá. Sin embargo, Mr Pabricks no nos cuenta que este estudio fue en realidad llevado a cabo antes de que ni siquiera se iniciaran las negociaciones sobre el CETA y, por tanto, no hace referencias a este tratado comercial en concreto.

El estudio también proclama que el PIB de la UE se incrementaría en un 0.08% con el CETA. Según Ronan O’Brien, un investigador independiente, este aumento del PIB equivale a 44 céntimos a la semana para todos los ciudadanos de la UE y, en sus propias palabras, “eso es suficiente para que cada persona puede tomar una taza de café cada 2 meses”.

Así que, basándose en estudios desfasados, anuncios vacíos y 90 millones de puestos de trabajo en peligro, la pregunta es: ¿porqué los conservadores, los liberales demócratas y demasiados socialdemócratas aún apoyan el CETA?

***

Con menos de dos semanas hasta la votación del Parlamento Europeo sobre el CETA, debemos actuar. Si tú – o alguien que conoces – trabaja en una pequeña empresa, este acuerdo pone su trabajo en peligro. El Comité de Empleo del propio Parlamente lo afirma. Llama a tu representante y dile lo que piensas sobre el CETA. Toda la información de contacto puede encontrarse en el CETA CHECK (haz clic en el icono de información “i” para encontrar los números de teléfono).